Y Todo Lo Demás

Siempre hemos estado acá

Qué leer / Qué se piensa

Ilustración con discurso: Katherine Supnem

La ilustración en Chile poco a poco se ha vuelto un género importante, ya sea desde la historieta, hasta su proyección en novelas gráficas cada vez más sofisticadas. En este movimiento, el surgimiento de figuras femeninas ha sido crucial, pues son capaces de entregar nuevas perspectivas a temas continuamente usados, como por ejemplo aportando honestidad en el relato, encontramos a Maliki (Marcela Trujillo con libros como El diario Iluminado de Maliki, Quiero ser flaca y feliz), o la sensibilidad de Catalina Bu (Diario de un solo), en que han abierto una puerta hacia el interior para toda una nueva generación de mujeres que dibujan.

En este proceso de creación de piezas gráficas, encontramos a Katherine Supnem, con quien nos juntamos a tomar un café en Santiago Centro, mientras revisamos algunos de sus fanzines, que tiene a la venta al público. Ella estudió Filosofía en la Universidad de Santiago, y fue durante el tiempo en que realizó su tesis sobre “Política y arte corporal” que comenzó a tomar talleres de arte, como dibujo, óleo y performance. En esto último se presentó en el Museo de la Memoria, Universidad de Chile y en la propia USACH.

Para ella el ilustrar nació como un complemento de una incapacidad inicial de verbalizar lo que sentía, partió con un diario de vida, donde el dibujo era natural, y hoy se encuentra en constante estudio, para mejorar su técnica y también para conocer lo que está pasando afuera, pero siempre parada desde una vereda que se puede llamar punk, en que no es posible transar sus ideas, ni sacar la mirada de género de cada trabajo que realiza.

Veamos algunos de sus trabajos:

Uno del 2016, es Margen y marginalidad, fanzine auto-gestionado, auto-editado, auto-publicado, y entregado por su propia dueña, en que nos presenta la historia de dos chicas que intentan vender su arte en la calle y en diferentes ferias, arrancando de los “pacos” y conversando sobre quienes son ellas mismas dentro de este sistema que parece comérselo todo.

Vemos una mezcla de política y conciencia de clase a través de trazos directos, que buscan perpetuar los gestos dentro del contexto, que en este caso es un Santiago de Chile, arisco y de formas en blanco y negro.

La autora nos cuenta que su proceso de creación es sin un storyboard, que simplemente intenta plasmar lo que está en su cabeza dentro del papel, en un ejercicio orgánico, no obstante, con técnica y con cuidados detalles, tanto en su narración como en su presentación.

Katherine Supnem, es un nombre que se viene, ya que sus trabajos tienen un fuerte contenido social, y ha sido invitada a encuentros de cómics en Brasil y en Argentina, de los que reconoce que el contacto con otros artistas fue vital para ella, y para sus proyectos editoriales (en junio será publicada en la revista trasandina Clítoris) Y en particular haber conocido en Chicks on Comics, a Power Paola (Virus Tropical, Todo va a estar bien) quien es un referente latinoamericano por sus historietas autobiográficas.

Otra de sus obras es Embarazo infantil, del año 2015:

En este fanzine, tenemos diversas historias, y diversas formas de trabajar el cómic, en que por una lado, vemos en algunas una serie de imágenes, casi mudas, como fantasmas, y por otro lado, un formato más tradicional, con contenido actual y sincero. Sin embargo, el humor negro, negrísimo del relato que le da nombre al fanzine, estremece, impacta, no te deja indiferente, y eso es muy punk, y es arte a la vez.

En Argentina participó en una charla referente al humor femenino y al humor feminista, en donde el primero se adhiere a los estereotipos, en contraposición al segundo, que pretende obtener como efecto un cuestionamiento de la realidad. Ya que no por provenir de una mujer, lo que ella produzca será feminista por sí solo, sino que se vincula a su propuesta, a que lo expuesto en el papel tenga diversas interpretaciones, señalando de esta forma, la existencia de la posibilidad de modificar los prejuicios, mediante una contra estética.

Es así, que no estamos frente a un dibujo tradicional, son imágenes que ayudan a construir argumentos, que invitan a desnaturalizar aquello que se supone que es lo normal, como la violencia hacia lo femenino. De tal manera. la autora propone tanto en su trabajo material, como en el desarrollo de éste, una postura que incomode, y que genere nuevas ideas, como larvas en el corazón de otras chicas que se resisten a ser tragadas por este mundo.

Puedes encontrar más de ella en:

twitter:   http://twitter.com/Supnem

instagram : @supnem

facebook: http://www.facebook.com/Supnem/

http://supnemilustraciones.blogspot.cl/

 

Difunde la palabra

Leave A Comment