Y Todo Lo Demás

Siempre hemos estado acá

Qué se piensa

¿El nuevo Daft Punk?

Es tiempo de una crítica a la música nueva: Justice con su nuevo álbum Woman, dúo electrónico francés, que está de vuelta con un nuevo trabajo, el cual fue muy anticipado por su álbum debut Cross (2007). Este álbum debut por seguro no es perfecto pero fue un momento fantástico para la música bailable electrónica. Realmente fue un punto muy alto, convirtió a esta música en una experiencia que va más allá de los clichés y el concepto populista que, al menos yo, tenía de este género. Muchas veces tuve la opinión que escuchar Cross de Justice era como ver una bola de cañón atravesando la ventana de tu casa en cámara lenta, probablemente influenciada por sus líneas base tan bien trabajadas durante sus mezclas de efectos y colores (o tal vez simplemente a causa del video producido por el tema We Are Your Friends que trabajaron juntos a Simian).

Tenemos entonces, un dúo francés con un álbum debut increíble, de música electrónica, no es un déjà vu, lo mismo ya había ocurrido hace diez años cuando Daft Punk lanzó su álbum Homework. Una vez establecido el éxito de Justice junto a sus excelentes presentaciones en vivo (de las cuales soy testigo) su consolidación en el mundo de la música era sólo una cuestión de tiempo según la prensa y todo aquel que siguió a ambos dúos. Ellos representaban un cambio, una evolución, una nueva flama que aparecía en el horizonte de este arte, una flama que no fue bien conservada y que terminó por transformarse en cenizas poco a poco.

Audio, Video, Disco (2011) fue su segundo disco, en donde se agregaron a su estilo de siempre, instrumentos en vivo, que le dieron un sabor a “ni chicha ni limonáh”, porque nunca estás seguro de qué se trata lo que estás escuchando: es un intento de cambiar los sonidos del pasado o si simplemente “On’n’on” es una copia del tema “Kashimir” de Led Zepellin. En Audio, Video, Disco intentaron hacer algo parecido a lo conseguido por Daft Punk en Discovery (2003), en donde en lugar de influenciar a la música electrónica por diferentes géneros, comenzaron a trabajar con aquellos géneros directamente, y creo que, tú y yo sabemos lo polarizados que fueron los resultados de ambos trabajos.

Es por este tipo de acciones que me duele escuchar Woman, porque parece nuevamente un intento de emular el trabajo de Daft Punk, haciendo una recopilación de sus influencias, tratando de utilizar la melancolía como una herramienta para hacer un homenaje a aquellos géneros que han formado parte de sus vidas (claramente se está haciendo referencia a Random Access Memories, 2013). Es cierto que su producción es mucho mejor que el de su segundo álbum y creo que se puede considerar como una mejora, no obstante, eso es casi todo lo que se puede rescatar. El problema de este tipo de producciones es que intentan invitarnos a compartir emociones con el artista, gracias a sus letras y melodías, pero como resultado se obtiene un álbum plano y sin sabor, aburrido. Si bien existen puntos fuertes, como Stop, en donde creo que sus letras representan un poco su relación con la música en estos momentos (“Muchas veces nos levantamos y nos caemos … Tantas mentiras, tantos recuerdos…”), la mezcla de instrumentos y efectos resulta una tonada triste que logra su objetivo de contagiarnos; Randy es el mejor tema de todos, tal vez porque es el único que nos recuerda la razón por la que escuchamos a Justice en primer lugar: estilos musicales insertados en una juguera de una forma que parece caótica y sin mucho trabajo pero que nos sumerge y nos pierde en sus melodías, antes de buscar las razones escondidas en cada letra o beat que escuchas.

Probablemente diez años es suficiente tiempo para embarcarse en este tipo de trabajos, mezclar tantos estilos musicales como el funk, disco, rock progresivo, gospel y otros, en un laboratorio de una manera tan planificada, que sólo me hace recordar porqué estos estilos ya no están de moda y porqué es algo bueno que se hayan sumergido en la plebe junto al resto. Gaspard y Xavier, lo siento pero yo escuchaba su música porque hay ocasiones en la que no me gusta pensar en absolutamente nada.

Difunde la palabra
  • 41
    Shares

2 Comments ¿El nuevo Daft Punk?

  1. Cabezas

    Es difícil digerir este disco, me costó un par de intentos de hecho. No es Cross, pero tampoco es Audio, Video, Disco… pero eso no funciona cuando buscas algo mejor a la larga.
    Por otro lado Daft Punk siempre fueron unos ladrones de samples, y eran los mejores haciendo eso, porque creaban a partir de eso. Los Justice en cambio sueñan con ser virtuosos, pero ellos mismos confesaban que no sabían tocar los instrumentos en AVD.

    1. DJacques

      Creo que ahí está el error de Justice, no saben qué perseguir: una identidad propia como artistas u homenajear a sus inspiraciones, su inexperiencia en instrumentos en vivo es clara en comparación a daft punk. Por eso el disco se siente tan plano y con poco sabor (ni chicha ni limonáh).
      Si me preguntas, yo prefiero al Justice que hizo Randy, Planisphère y DVNO, al que trata de salir del closet musical jajajaja.
      Gracias por tu comentario!

Leave A Comment