Y Todo Lo Demás

Siempre hemos estado acá

Qué ver / Tiene un momento para hablar de

¿Tiene un momento para hablar de series? Les Revenants

Esta columna es tanto una recomendación como una anti-recomendación. La recomendación: vea “Les Revenants”. La anti-recomendación: no vea ese bodrio de Netflix llamado “The Returned“, que es una malísima copia escena por escena de “Les Revenants”, con doppelgangers de los actores franceses.

Pero no nos adelantemos, y empecemos por el principio. “Les Revenants” no tiene nada que ver con Leonardo Di Caprio ni enfrentamientos con osos. Es una serie francesa cuya primera temporada se emitió el 2013, y que está inspirada en una película también francesa del mismo título, del año 2004, conocida como “They Came Back”. Esa película no la he visto, pero tampoco creo que vea jamás, considerando que está muy mal rankeada en IMDB (5.9) y la vida es muy corta para andar viendo cosas que no te ha recomendado nadie, y que están mal rankeadas en IMDB… pero, divago.

Como a estas alturas ya resulta un poco evidente, “Les Revenants” se trata de gente que vuelve. Está ambientada en un pequeño pueblo, aledaño a una represa, aislado entre medio de las montañas, donde todos se conocen entre todos. Esto, ya crea un escenario bastante particular, en que sabemos que contamos con un número limitado de personajes y que de alguna u otra forma todos están relacionados. Y es en este pueblo en que, sin explicación alguna, los muertos empiezan a volver. No todos los muertos, sólo algunos. Y no en estado zombie, podridos, ni nada, sino que tal como eran en el momento en que perdieron la vida, y sin tener idea que murieron, ni cómo murieron.

A partir de esta idea se desarrollan los ocho capítulos de la primera temporada, cada uno de los cuales se centra en uno de los personajes, sin perjuicio de que la trama respecto de los demás se sigue desarrollando de forma paralela.

Probablemente uno de los mayores atractivos de la serie sea precisamente la premisa de la cual parte. Y es que la pregunta que plantea es difícil de contestar: ¿qué harías si ese ser querido que perdiste, y que rogaste para qué volviera, apareciera un día efectivamente de vuelta, como si nada?. En una de las primeras escenas, ésta es la situación que enfrenta una madre, que hace cuatro años había perdido a su hija de 15 años, en un accidente del bus escolar en que ella viajaba. Y que un día, al bajar las escaleras de su casa, se encuentra en la cocina a Camille, su difunta hija, luciendo tal como lo hacía al momento de su muerte, preparándose un sándwich y hablándole sin parar de la cosa tan rara que acababa de pasarle.

Además del interés que ya logra atraer con su sola premisa y lo atrapante de la historia, el trabajo de fotografía de la serie es maravilloso: los paisajes contribuyen a la atmósfera de irrealidad tanto como el impresionante soundtrack, realizado por la banda escocesa Mogwai, especialmente para la serie. Creo que el mejor tráiler que se puede ver de Les Revenants es precisamente la secuencia de opening, que sin decir mucho deja absolutamente claro el tono de la serie.

Hay una segunda temporada que se estrenó a fines de 2015 y aún no he visto, por lo que no me puedo pronunciar sobre ella. Pero se tomaron su tiempo para hacerla (2 años) y lo mismo me da razones para tenerle fe. Lamentablemente no están en Netflix ni la primera ni la segunda temporada, así que hay que recurrir a otros medios para poder verla. Pero vale la pena. Absolutamente.

Ah, y bueno, la antirrecomendación: por algún motivo a los gringos desde un tiempo a esta parte aparentemente se les acabaron las ideas, y se han dedicado sistemáticamente a hacer copy-paste de películas y series que no necesitan ningún tipo de remake. La lista es infinita, pero por citar sólo algunos ejemplos, es el caso de la sueca “Låt den rätte komma in”, la española “REC”, la argentina “El Secreto de Sus Ojos”… y la serie que nos ocupa, “Les Revenants”.

Porque sí. Bajo el nombre de “The Returned” sintieron la necesidad de hacer una copia literal de una serie que difícilmente podría haber sido mejorada. Y creo que ver esa versión antes que la francesa, puede arruinar totalmente la experiencia, aunque puede ser fácil caer, considerando que la versión gringa está mucho más al alcance de la mano. Pero no, no cedan a la tentación hermanos y hermanas. Es mala. Es incluso ofensiva con la propia inteligencia: todas aquellas cosas que uno va subentendiendo en la original, en esta versión sienten la necesidad de decirlas literalmente (no vaya a ser que quede alguna duda y uno tenga que pensar). Los actores no tienen ni la mitad del carisma de los actores franceses (véase Víctor), y en algunos casos el intento de imitar a los actores originales es tan descarado que parece que se estuvieran disfrazando de ellos (veáse Simon). Intenté ver un par de capítulos, pero no pude ni terminarlos porque me dio rabia. Así que recomiendo que se abstengan, definitivamente. Porque es un copy-paste. Es lo mismo. Pero mal hecho. Y si lo ven antes se van a spoilear enteros además.

Y bueno, esa fue la recomendación y la anti recomendación. Espero que esta semilla caiga en suelo fértil.

Chauchera y amén.

Leave A Comment